QUE ES EL HÁNDICAP

El uso del hándicap siempre ha buscado una sola cosa: dar una base de igualdad, para que jugadores de distintas habilidades puedan competir entre si en igualdad de condiciones. Con el paso del tiempo, esto se ha ido deformando en diversas direcciones.

El hándicap es un valor numérico, en algunos casos es entero; en otros un decimal que se traduce en uno entero al momento de jugar. Ese número entero será deducido de la cantidad de golpes totales anotados por un jugador, valor llamado SCORE GROSS, y dará lugar a otro valor llamado SCORE NETO.

Esencialmente los sistema de hándicaps son registros de propiedad intelectual de diversas Asociaciones/Federaciones Nacionales, que es el que será válido para las competencias jugadas bajo la circunscripción geográfica de dicha institución. Ejemplos de esto pueden ser el hándicap de la Florida State Association, de la Federación Mexicana de Golf, del CONGU Británico, de la Asociación Argentina de Golf, etc. Cada país tiene su hándicap Oficial, que están mayormente basados en el modelo USGA HANDICAP SYSTEM.

Luego, existen muchos otros modelos que se usan adicionalmente. Hay grupos de jugadores (usualmente pequeños de 25, 50 y hasta 100 jugadores) que mantienen un hándicap acordado entre ellos ya que lo usan para su LIGA LOCAL donde se dan competencias y apuestas entre ellos. Es una fórmula acordada y por ende el grupo entero confia en que ese modelo desentrañará una ventaja justa.

Es ante todo, un modelo matemático. Como tal, se debe a sí mismo un mínimo de certeza y exactitud. Ésta exactitud teórica es pues, su mejor cualidad y su peor defecto.

Es su mejor cualidad cuando un golfista que se atenga estrictamente a los supuestos del sistema, obtendrá un número que será muy representativo de su habilidad relativa de juego. Siendo esto así, podrá entonces usarlo como herramienta para la mejora y la competencia.

Por el contrario, el gran defecto es que los golfistas pretenden torcer esa exactitud buscando distorsiones voluntarias a la suba o a la baja objetivamente merecida.

Evidentemente, hay un gran grupo de jugadores que toma su handicap en  serio y realmente busca que su valor represente su habilidad relativa. En estos casos, lograr mejorar el hándicap redundará  realmente en la mejora de su juego. No hay números  concretos que validen proporciones, pero en honor a la verdad, creo firmemente que éste es el grupo  mayoritario.

EL PUNTO JUSTO DEL HÁNDICAP

A nuestro entender, en nuestra opinión, el punto justo lo da esta máxima:

«La medición es el primer paso para el control y la mejora.
Si algo no se puede medir, no se lo puede entender.
Si no se lo entiende, no se puede controlar.
Si no se puede controlar, no se puede mejorar.»
H. James Harrington

DEFORMACIONES DEL HÁNDICAP

Jugadores Deformados

Existe una cantidad no menor de golfistas que están fuera del grupo antes indicado y son aquellos que buscan darle al hándicap un valor mayor o menor del que deberia arrojar si se basara exclusivamente en la habilidad demostrada en el campo de juego.

Los vamos a clasificar en dos grupos. Uno es inofensivo. El otro, es el grupo que ha hecho de los sistemas de hándicap un juego de tontos.

  • Hándicap social o el «Yo juego …». Es aquel que siempre buscan bajar, con fines de presunción («Juego 7,4», «Juego una cifra…»), excluyendo voluntariamente todo score que tienda a subirlo, lo que en honor a la verdad, lo hace inofensivo, ya que no busca sacar ventajas, sino solamente presumir.
  • Bandits, Sandbaggers o Piratas. El apelativo dependerá del país, pero todos implican algo común: PELIGRO. Son los que buscan inflar su hándicap para tener una ventaja adicional y asi arrasar con apuestas y torneos.

En tanto un jugador tenga en su lista de objetivos buscar «distorsiones» en su hándicap, tomando como base la máxima de Harrington, estará perdido. Su hándicap realmente no podrá ser el traductor natural de su juego, puesto que como indicador, será inválido

¿Cómo mejorar?

SISTEMAS DEFORMADOS

No vamos a entrar ahora en los defectos de cada sistema, pero si vamos a dejar constancia que ningun sistema es UNIVERSAL, por lo que la aplicación de un sistema en un territorio requiere de un cumplimiento concienzudo de todos sus supuestos y esto por lo general no es asi.

Por ejemplo el HANDICAP USGA se basa en un sistema de calificación de campos que es complejo de aplicar. Asi, cuando se trata de implementar en paises que no capacitan la cantidad de personas suficientes para calificar todos los campos bajo su órbita, el sistema adolesce de un vicio central: su valor de base esta usualmente mal calculado y a veces, directamente no se calcula y se aplica el defecto «113». Regularmente esto obedece a cuestiones presupuestarias y organizativas, ya que este trabajo no es simple y requiere personal entrenado para tal efecto, que usualmente no lo tienen en su mismo territorio.

El sistema AAG/AUG que se usa en Argentina y Uruguay por ejemplo, adolesce de un elemento que fue eliminado del handicap mundial hacen más de 60 años. Esto es el control equitativo de Golpes, que no permite el posteo para fines de cálculos de hándicap scores mayores a un cierto numero. Esto buscó siempre evitar que un jugador cargue scores de dos cifras a su handicap. Ejemplo un 14 o 18. Es impsible pensar que se puede inyectar a la habilidad de juego un score de 14 golpes en un solo hoyo.

Otra práctica de sistema deformado es la falta de exteriorización del hoyo por hoyo. Esto hace que el Control Equitativo de golpes quede escondido haciendo que el hándicap arrojado sea casi indescifrable contra el par. Desde el GHIN de la USGA hasta importantes asociaciones como la Federación Chilena de Golf, la Federación Méxicana de Golf o la Asociación Argentina de Golf, tres de las mayores de Latinoamérica, evitan exigir un desglose básico de hoyo por hoyo que explique el diferencial posteado. Colombia, Ecuador, Perú o Bolivia ya tienen sistemas implementados donde se exige esto y donde es el mismo sistema el que hace los recortes y lo explicita en los reportes. Es decir, es totalmente posible.

Resumiendo
Vemos que hay jugadores que quieren deformar su hándicap y que alejan la función de Indice de Habilidad Relativa buscando una simple y obscena ventaja.
¿Porque hay Instituciones Nacinales o Estatales que no toman medidas concretas al respecto, en especial cuanto más grandes son?
¿Porque mantienen vicios ocultos sobre el Control Equitativo de Golpes?
Siendo que hay otras que si lo hacen y hasta tienen regímenes de penalidades, la respuesta es casi unánime.
Las Asociaciones Nacionales y Estatales utilizan la membresía del Hándicap como un elemento de recaudación. Mayor rigor, es menor cantidad de membresías. Flexibilidad y ojos gordos serán mas membresías, más ingresos.

LA MORFOLOGÍA UNIVERSAL DEL HÁNDICAP

Como modelo matemático, es realmente simple. El punto de la seriedad del sistema está en su gestión y aplicación y en los supuestos que tome sobre los jugadores.
Todo sistema de hándicap, consta de 3 elementos centrales:

  1. Un sistema de Calificación de Cancha uniforme para toda el área que usa el mismo sistema. A esta calificación de cancha, que se expresa en un número con un decimal de precisión (Ej 71,4) , se le restará el score gross (total de golpes del recorrido)  anotado por el jugador obteniendo lo que se llama DIFERENCIAL. A veces el diferencial requerira de uno o dos calculos adicionales, dependiendo el modelo del que se trate.
  2. Un modelo aritmético para analizar los DIFERENCIALES y promediarlos. Existen varios modelos, tres como los más conocidos: USGA, EGA, CONGU, entre otros.
  3. Un valor final (llamado Hándicap o Índice) que será el valor de base para otorgar la ventaja al momento de jugar, que en algunos casos es ese mismo valor y en otros ese valor se debe multiplicar por factores de corrección.

Debemos pasar pues a estudiar la base de todos los sistemas al momento de determinar un DIFERENCIAL, tal es la Calificación de Campos de Golf, donde hay un enorme consenso en la adopción unánime a lo largo y ancho del mundo del sistema de Calificación de la USGA (Course Rating System).

Contenido relacionado: USGA COURSE RATING SYSTEM.